La revista donde las revistas son la noticia

Cayetana Vidal Buzzi, cronista gastronómica

Hace 7 meses

Cayetana Vidal Buzzi es realizadora audiovisual y cronista gastronómica. Escribe semanalmente sobre restaurantes en la revista argentina Noticias, en la revista digital Maleva elige buenos restaurantes de barrio, algunas delicias de sus viajes y con Perfil publicó recientemente su primer Guía muy personal de 50 restaurantes porteños.

 

DR -¿Sos crítica gastronómica o periodista gastronómica?

CVB – Ninguna de las dos. Prefiero llamarme cronista. Voy, como y cuento la experiencia. Como afuera desde muy chica, me encanta comer, y eso obviamente va creando un paladar, una cierta sensibilidad con el tema. Por suerte, varios confían en mi subjetividad.

DR – ¿Cómo empezaste?

CVB – Empecé sin darme cuenta. En casa se cocinaba muy bien y había que probar y comer de todo. Ese fue un buen inicio. Mi padre, Fernando Vidal Buzzi, uno de los grandes nombres dentro del periodismo gastronómico argentino, cocinaba mucho y me educó gastronómicamente. Siempre decía que yo tenía un buen paladar y era su crítica más severa. Con el tiempo, empecé a escribir crónicas para la guía de restaurantes que él publicaba y lo hice unos cuantos años hasta que me fui a vivir a Estados Unidos. Allí previsiblemente mi paladar se amplió y cuando volví al país retomé el trabajo con mis crónicas gastronómicas.

Años después, la cabeza de papá empezó a fallar y tuve que ayudarlo con sus guías, sus colaboraciones. Las notas que escribía en la Revista Noticias desde hace mucho tiempo las empecé a redactar yo, pero siempre respetando su firma. Lo hice durante dos años y cuando él falleció, formalmente empecé a firmarlas con mi nombre y ahí seguí mi camino gastronómico aunque siempre sin abandonar lo audiovisual.

DR – ¿Cuáles son los criterios para hacer una crítica?

CVB – Para mí lo primero, es sentirme a gusto en un lugar. Que me de placer entrar, sentarme, mirar. Mi sentido más desarrollado es la vista y si no supero esa prueba me cuesta pasarla bien. Después está el servicio. “Un mal servicio puede arruinar una buena comida“, dice Fernanda Sarasa (de Sarasanegro, el gran restaurante marplatense) y estoy muy de acuerdo. Después, claro, está la comida, la temperatura, las cocciones, las combinaciones interesantes de sabores.

DR – ¿Un buen crítico debe ser buen cocinero?

CVB – No necesariamente. Probando y viajando también se aprende. En mi caso, me encanta cocinar porque me gusta comer rico, pero cocino cosas muy simples y uso especias, aceites, semillas, todo lo que “enaltezca” el producto.

DR – ¿Cuáles son las cualidades que debe tener un crítico gastronómico?

CVB – Sobre todo curiosidad y contacto con el placer. Veo muchos críticos comer sin ganas, probando una puntita de salsa y listo. Si una comida no te da placer no está cumpliendo su objetivo. También me parece importante tener un paladar abierto, disfrutar de todo tipo de sabores y para eso viajar ayuda mucho.

DR – ¿Basta una sola visita a un restaurante para coronarlo o destruirlo?

CVB – El crítico actual de New York Times va cinco veces al mismo restaurante, de incógnito y recién entonces escribe su crítica. Esta sería  la situación ideal. En Argentina, los medios no pagan las cuentas de los periodistas lo cual nos obliga a ir a comer donde nos invitan. Se hacen muchas comidas de prensa o se charla personalmente con el chef. Los periodistas tenemos la suerte de ser atendidos y de comer mucho mejor que nuestros lectores, lo cual está muy lejos de ser ideal.

DR – ¿Cuál es tu cocina preferida?

CVB – Amo las cocinas asiáticas y la peruana. Me encantan los vegetales, el pescado, la acidez, la combinación de sabores y texturas.  Lo agripicante es mi fascinación del momento.

DR –  ¿Un ingrediente preferido?

CVB – El Limón. Es lo único que jamás puede faltar en mi heladera.

DR – ¿A qué críticos lees?

CVB – Me divierten mucho los españoles porque se ríen de todo, no son solemnes. El blog El Comidista, del diario El País me encanta. Suelo leer notas del New York Times o del New Yorker. Son críticas extendidas, llenas de fundamentos y entrevistados, y sobre todo muy valientes. Periodismo en serio. En Argentina es difícil porque hay muchos amiguismos y un sentido crítico sesgado pero siempre sigo las recomendaciones de Rodo Reich, que escribe en La Nación y en Radar.

DR – ¿Proyectos gastronómicos?

CVB – Un libro sobre la obra periodística de mi padre para la Editorial Planeta. Va a ser un libro de misceláneas, extractos divertidos e interesantes de las miles de notas que escribió. Es un trabajo exhaustivo de lectura que implica revisar su enorme archivo. También tengo la idea de hacer un documental sobre él, sus libros, su casa, su mundo.

Comentarios