La revista donde las revistas son la noticia

Aire fresco para Francia

Hace 6 meses

Emmanuel Macron en solo 16 meses formó el movimiento político En Marcha y el último 14 de mayo ganó las elecciones francesas dando un poco de aire fresco a una Europa sacudida y a una Francia divida.

“El OVNI de la política francesa” como lo definió el diario Le Parisien, es un presidente joven (39), el más joven de la república francesa, que nadie esperaba en la escena política. Al principio, los expertos le daban pocas esperanzas de ganar en un país que nunca había elegido a un presidente con un camino político atípico y que no proviniera de los partidos tradicionales, pero la propuesta de representar una tercera vía con elementos de ambas ideologías, conquistó a numerosos votantes.

Macron estudió filosofía, fue a la Escuela Nacional de Administración, es politólogo y economista. Fue secretario general de la presidencia y ex ministro de Economía socialista. Cuando decidió dejar su cargo fue para regresar al poder con su propio proyecto: un movimiento pro europeo, con una política del siglo XXI que acompañara la reestructuración y humanización del país y de Europa con caras y propuestas nuevas.

Es amante de la música y la lectura y está casado con Brigitte Trogneux. Se conocieron cuando él tenía 16, ella 39 y era su profesora de francés. Se enamoraron y como en las novelas, esperaron años para  volverse a reunir, él ya adulto, ella separada, para casarse finalmente en el 2007.

Desde que la campaña empezó, Brigitte fue una gran influencia y trabajó a la par de todo el equipo del candidato, así como sus tres hijos, algunos de la edad de Macron, para que él llegara a ser “el presidente de la esperanza” de todos los franceses.

 

 

Comentarios