La revista donde las revistas son la noticia

La Noticia Rebelde, la información irreverente

Hace 3 meses

En el año 1986 surgió en las pantallas del televisor La Noticia Rebelde, un programa que mostró la forma inteligente del periodismo humorístico argentino. Combinaba  ingredientes en una acertada medida: ingenio,  información, panelistas con humor y todo el atrevimiento que permitía una televisión que comenzaba a respirar la libertad de los primeros años de democracia.

 

 

El puntapié inicial para que una emisión como La Noticia Rebelde saliera al aire fue el éxito de su antecesor: ‘Semanario Insólito’ (1982) el primer noticiero humorístico de la televisión argentina presentado en las pantallas del entonces canal estatal ATC (Argentina Televisora Color). Con  una escenografía similar al noticiero de un canal y 4 desconocidos: Adolfo Castelo, Raúl Becerra, Raúl Portal y Virginia Hanglin, ‘Semanario insólito’ creó un nuevo modelo en la televisión.

Poco después La Noticia Rebelde siguió los pasos de ese boom pero con un contexto político más favorable para convertirse en uno de los programas más  renovadores de la TV nacional. De la mano de los audaces CasteloBecerra,  se sumaron a esta emisión Jorge Guinzburg y Carlos Abrevaya, para informar con humor, hacer humor con seriedad y escribir así otro importante capítulo de la televisión argentina.Su título parodiaba al de la famosa película ‘La Novicia Rebelde’ y de cuya banda sonora provenía la cortina musical del programa.

 Nadie se salvaba de la sátira

Políticos, artistas, medios y el propio público caían bajo ese humor trasgresor de encuestas callejeras, entrevistas y preguntas insólitas desconocidas en televisión. Lo importante para La Noticia… era romper con humor ácido e irreverencia los temas del momento. Lo importante era provocar, jugar con el doble sentido y tratar la actualidad de forma desprejuiciada.

Dos clásicos del programa fueron las secciones “Pasando revista” que analizaba con sarcasmo las notas de diferentes medios y que siempre terminaba con un huevo estrellado sobre alguna “noticia que no le interesaba a nadie”  y “El Reportaje”, segmento conducido por Abrevaya y Guinzburg, que lograba incomodar al entrevistado y descolocándolo por completo.

Durante dos años La Noticia Rebelde fue una sensación placentera, disparatada y divertida, logrando una muy buena respuesta por parte de los televidentes. Pero, pese al éxito, los desencuentros en el equipo fueron moldeando la perdida de armonía y su consecuente desgaste entre los integrantes. La separación cordial fue inevitable.

Por un lado, Castelo, Abrevaya y Nicolás Repetto (que había comenzado como movilero del programa y luego se integró a esa mesa tan codiciada) continuaron con La noticia rebelde, mientras que Guinzburg y Becerra se mudaron a Canal 13 con el programa Sin red.  

En 1989, Repetto deja el equipo para iniciar otros proyectos y así comenzó un desfile de personajes, entre ellos Lalo Mir y Juana Molina pero no pudo sostenerse. A mediados de ese año, por razones de baja en las audiencias y políticas del nuevo gobierno, el programa dejó de emitirse.

A partir de entonces, los integrantes continuaron sus caminos en radio y televisión. El sello impuesto por ese equipo de talentosos creativos convirtió al “periodismo humorístico” en un género protagonista y abrieron la puerta a otros memorables programas como CQC Caiga quien caiga, Televisión Registrada o Mañanas informales.

No hay duda que la fórmula quedó como marca registrada en la lista de los programas más recordados de la televisión argentina porque nos hicieron recibir, entre risas, la actualidad de otra manera.

Aún hoy son muchos los buscan imitar el formato, repetir el éxito de la originalidad de ese grupo de creativos que pensaban el humor desde la inteligencia y aunque 3 de sus fundadores ya no están, siempre es bueno agradecerles y recordarlos a los que nos hicieron disfrutar de la rebeldía de la actualidad y reírnos de ella.

Recomendado: www.tvpublica.com.ar/articulo/raul-becerra/

 

Comentarios